El país rompe récord de muertes. Se agotan suministros en hospitales

No parece tener fin la pandemia en Brasil

Más de 4 mil personas murieron por covid en Brasil durante las últimas 24 horas.

Brasil.- La pandemia de covid parece no tener fin en Brasil; ahora rompieron un nuevo récord de muertes con 4 mil 249 fallecimientos por covid mientras hospitales se quedan sin suministros.

El récord para un solo día en el peor brote en Estados Unidos fue de 4 mil 405 muertes registradas el 20 de enero, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si bien los casos disminuyen a medida que aumentan las vacunas, el brote de Brasil se está saliendo de control. Las vacunas son escasas y el presidente Jair Bolsonaro combate las medidas de confinamiento.

El sistema de salud pública de Brasil ha mostrado signos crecientes de colapsar bajo el creciente número de casos, y una encuesta realizada esta semana por la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANAHP) sugiere que incluso las clínicas más exclusivas se están quedando sin medicamentos críticos.

Tres de cada cuatro hospitales privados dijeron que tienen una semana o menos de suministros para tratar el COVID-19, incluídos oxígeno, anestesia y medicamentos esenciales para la intubación, según la encuesta de ANAHP a 88 hospitales miembros en todo el país.

El gobierno de Bolsonaro ha minimizado el riesgo de que los hospitales del país se queden sin medicamentos, mientras el líder derechista intenta disipar los temores sobre el virus, criticando los esfuerzos estatales y locales para restringir el movimiento de personas.

No lloremos sobre la leche derramada. Seguimos atravesando una pandemia que, en parte, se está utilizando políticamente, no para derrotar al virus sino para derrocar al presidente”, dijo Bolsonaro en un discurso público el miércoles. “¿En qué país de la tierra no muere la gente? Desafortunadamente, la gente muere en todas partes”.

Más de 345 mil personas han muerto de COVID-19 en Brasil, lo que lo convierte en el segundo brote más mortífero después de Estados Unidos, cuya población es aproximadamente un 50% mayor.

La Corte Suprema de Brasil dictaminó el jueves que las prohibiciones estatales y municipales de las reuniones religiosas eran legales, en un golpe para Bolsonaro, quien las calificó como un ataque a la libertad religiosa.

Mientras sufre lo peor de la pandemia, Brasil se ha convertido en un campo de pruebas para nuevas vacunas.

El regulador de salud brasileño Anvisa aprobó el jueves el quinto ensayo de etapa final para una vacuna COVID-19 en el país, dando luz verde a un estudio de Medicago R&D Inc de Canadá y GlaxoSmithKline PLC.

Anvisa dijo que las empresas estaban autorizadas a realizar ensayos de fase 3 en el país. Las firmas están reclutando alrededor de 3.500 voluntarios en Brasil para el estudio, que incluirá a unas 30.000 personas, en Estados Unidos, Canadá, Europa y América Latina.

0 0 votes
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments