24 soldados estuvieron presentes en la noche de Iguala

Detendrán a militares por caso Ayotzinapa

No habrá impunidad ante una “injusticia cometida por el Estado”, afirmó el presidente López Obrador.

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos castrenses serán detenidos por su presunta participación en los hechos que derivaron en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Se han otorgado órdenes de aprehensión contra militares, que se van a ejecutar, cero impunidad, el que haya participado y se le demuestre va a ser juzgado”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al encabezar un informe a los padres de los estudiantes desaparecidos hace seis años en Iguala.

Calificó el caso como una “gran injusticia cometida por el Estado mexicano” y garantizó que se conocerá la verdad, por difícil que sea.

Sobre esto, en su Recomendación 15VG/2018, la CNDH identifica a 24 efectivos del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, que conocieron los hechos a partir de los cuales desaparecieron los 43 jóvenes.

Los militares, 12 de ellos identificados con nombre y apellido, estuvieron presentes en 11 escenarios de las 17:59 del 26 de septiembre de 2014 a las 9:00 horas de la mañana siguiente.

Mientras algunos efectivos supieron del arribo de los estudiantes a Iguala, otros reportaron a sus superiores las primeras detenciones y balaceras o confirmaron el ingreso de heridos a los hospitales.

En tanto, en su intervención en el informe, Alejandro Encinas, comisionado del caso, reportó 80 detenidos entre integrantes de Guerreros Unidos, policías y ministerios públicos federales o municipales.

Dijo que los 43 nunca estuvieron juntos, como muestra el hallazgo de los restos de Christian Rodríguez Telumbre en un lugar distinto al que dictó la verdad histórica, que “se ha colapsado”, sostuvo.

Se han otorgado órdenes de aprehensión que se van a ejecutar, advierte el presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en las investigaciones para determinar el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa se detendrá y someterá a procesos legales a los militares que estuvieron involucrados en la desaparición de los jóvenes.

Este fin de semana, las instancias involucradas en las investigaciones del caso Ayotzinapa presentaron informes de sus avances sobre los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, a los padres de los estudiantes desaparecidos.

“Y también quiero que ustedes lo sepan, se han otorgado órdenes de aprehensión contra militares que se van a ejecutar, cero impunidad, el que haya participado y se le demuestre va a ser juzgado”, sentenció el titular del Ejecutivo.

El Presidente reiteró a los padres de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, reunidos en el Patio Central de Palacio Nacional, que el compromiso de su gobierno es esclarecer los hechos, que se castigue a los culpables de la desaparición, que haya justicia y que se repare el daño ocasionado.

“No se protege a nadie, no hay impunidad”, advirtió el mandatario federal.

Exigió al Poder Judicial que coadyuve en este esfuerzo y señaló que recientemente un juez recibió un soborno para liberar a uno de los implicados en la desaparición.

“Hay en ese poder, como en el Ejecutivo y como en el Legislativo, también muchos vicios y corrupción que ha quedado demostrado. Hace poco, como todos supimos, uno de los principales responsables en la desaparición de los jóvenes ya iba a salir porque un juez ya le estaba por dar su libertad a cambio de dinero”, expuso.

Tras escuchar los informes de la FGR para el caso, de la Comisión creada por él para el tema de la desaparición, y del reclamo de una de las madres de los jóvenes desaparecidos, se comprometió con los padres a que conocerán la verdad sobre sus hijos, por difícil que ésta sea.

Ofreció a los padres que serán ellos quienes validen los resultados.

“Ustedes que están acompañando esta investigación cuando ya tengamos todos los elementos son los que van a validar si lo que se está diciendo es cierto, ustedes, sus asesores, los expertos, todos los que estamos interviniendo, llegar a un acuerdo general para que, de esa manera, no quede ninguna duda”, puntualizó.

El titular del Ejecutivo reiteró que conocer la verdad sobre los hechos de la noche del 26 de septiembre en Iguala es prioridad máxima para su administración.

Y les ofreció “disculpas en nombre del Estado, porque estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado mexicano. Es un asunto de Estado, y por eso ahora el Estado tiene que reparar el daño y aclarar lo que sucedió.”

Apriete un poquito más, fue el clamor

A nombre de los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, María Martínez Zeferino reconoció al actual gobierno por realizar una investigación más a conciencia, que la anterior administración.

Lamentó que a seis años de la desaparición de los 43 aún no se conozca qué sucedió ni su paradero, y pidió al Presidente que “apriete un poquito más”.

“Yo sé que está en la mejor disponibilidad y se le agradece. Nos da gusto ver que es más ser humano que los anteriores, pero sí pedirle que apriete un poquito más. Nosotros queríamos llegar hoy (ayer) con algo más, entiéndanos, ya seis años y no tenemos nada”, enfatizó Martínez.

La mujer subió al presídium con un cartel con la imagen de su hijo y la leyenda Toño Vive, que colocó sobre el podio durante su intervención. Portaba una camiseta con los 43 normalistas estampados.

Dijo a López Obrador que los padres de los normalistas aprendieron de su ejemplo, de resistir y perseverar en la búsqueda de un objetivo hasta lograrlo.

“Pues así también le pido que nos ayude a llegar a nuestra meta. Siento que lo que estamos exigiendo no es nada material, es nuestro derecho, son nuestros hijos y tenemos el derecho de tenerlos con nosotros”, dijo.

Aseguró que tras seis años de búsqueda no dejarán de salir a las calles a manifestarse y exigir la localización de sus hijos.

“Dicen que parecemos locos, tal vez sí, locos de dolor, señor, porque cargamos este dolor. ¿Dónde lo dejamos? ¿Cómo podemos hacerle como padres? Más que agarrarnos de usted y seguir caminando, luchando.

“Y no nos defraude, tenemos esperanza en usted en que vamos a lograrlo”, enfatizó.

Al final de su intervención, María y otras de sus compañeras entregaron al presidente; a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez; al subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, y al fiscal para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez, un lienzo bordado con la leyenda Por los 43 y miles más. No nos fallen. Ayotzinapa.

“Les vamos a hacer entrega de unas prendas, son hechas por las madres de los 43. No es un regalo. Son mensajes para que cuando los vea se acuerde que aún en nuestra casa, y cuando llegue a la suya, se acuerde que nos faltan nuestros 43 y miles más”, sentenció.

Mientras el presidente y los demás funcionarios exhibían los bordados, los padres de los 43 lanzaron en el Patio Central de Palacio Nacional sus consignas: “¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”

Verdad histórica colapsó: Encinas

La determinación de que sí hubo intervención del Ejército y de la Policía Federal y la ubicación de restos de al menos un estudiante fuera del basurero de Cocula permite asegurar que la verdad histórica construida por la anterior administración sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ha colapsado, aseguró Alejandro Encinas.

Afirmó que, con la judicialización de soldados, de policías ministeriales, de ministerios públicos federales y de integrantes del cártel Guerreros Unidos se comenzó a romper el “pacto de silencio” que había impedido avanzar en el esclarecimiento de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero.

Identificar los restos de Christian Rodríguez Telumbre, en la Barranca de la Carnicería, derrumbó la versión de que todos los estudiantes estaban reunidos al momento de ser desaparecidos, de acuerdo con la primera versión de los hechos, asesinados y quemados en un solo lugar.

“Esta identificación genética marcó un importante precedente dentro de la nueva investigación al cuestionar la circunstancia de tiempo, modo y lugar sobre los que se fundó la llamada verdad histórica que señaló al basurero de Cocula como destino final de los 43 normalistas. La verdad histórica se ha colapsado”, sentenció Encinas.

Se reveló también que elementos del Ejército sí participaron en la desaparición de los jóvenes, versión que fue negada sistemáticamente por el gobierno anterior.

La investigación se encuentra en la etapa más compleja, estamos en el momento de la judicialización de las investigaciones y de la ruptura del ‘pacto de silencio’ para esclarecer un crimen de estado a seis años de distancia.

“Aquí no estamos cansados y no nos vamos a cansar hasta encontrar a todos los estudiantes desaparecidos”, enfatizó Encinas.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments