Se pone en circulación un libro con “textos inéditos” del historiador Jesús Sotelo Inclán

Conmemoran natalicio de Ignacio Manuel Altamirano

CIUDAD DE MÉXICO.- Para conmemorar el 186 aniversario del natalicio del abogado, escritor, periodista y político mexicano Ignacio Manuel Altamirano Basilio (1834-1893) se puso en circulación un libro con “textos inéditos” del historiador Jesús Sotelo Inclán (1913-1989), los cuales surgieron durante la realización de una biografía que preparaba del autor de La Navidad en las montañas.

Con investigación y comentarios del periodista Mario Casasús, el libro, titulado Tríptico inédito de Jesús Sotelo Inclán, incluye iconografía y copias de documentos originales.

El ejemplar integra una semblanza y trayectoria de Ignacio Manuel Altamirano, en la que, entre otros temas, se hace referencia a su mestizaje y rompe con la idea de que era un “indígena puro”. Asimismo, se habla de la filiación porfirista del autor de El Zarco, al tiempo que se incluye un análisis de dicha novela.

De igual manera, se relata “la historia real” del hallazgo de la Oración cívica (1855), primer discurso de Altamirano que permaneció inédito por más de 100 años, el cual, explicó Casasús, “no fue un hallazgo de la historiadora francesa Nicole Girón, sino una donación a la Secretaría de Relaciones Exteriores, en julio de 1989, donde se encontraba el documento”.

De acuerdo con Casasús, entre los textos sin publicar se encuentran las palabras que Sotelo Inclán escribió para decir ante el sepulcro de Altamirano en la Rotonda de las Personas Ilustres, en febrero de 1984, a propósito del 150 aniversario del nacimiento de Altamirano.

LAZOS CON PORFIRIO DÍAZ Y FRANCISCO I. MADERO

Ese texto, comenta Casasús en charla con La Jornada, “es un compendio de los hallazgos y referencias que Sotelo Inclán recabó para la biografía Raíz y razón de Altamirano, la cual conmemoró el centenario luctuoso del autor en 1993”.

“En 1984, Sotelo presentó como hallazgo algunos poemas escritos en 1851 por el entonces joven Altamirano. Igual da a conocer dónde vivió luego de salir de Toluca, y lo ubica en Cuautla, Morelos. Ahora puede ser un lugar común ubicarlo en Cuautla, pero antes no se sabía.”

En ese mismo texto “el historiador hace referencia a que Altamirano no era ‘indígena puro’ –como algunos intelectuales del siglo XIX consideraban–, sino a su mestizaje”.

Otro texto se refiere a las relaciones personales del nacido en Tixtla de Guerrero con el general Porfirio Díaz.

En ese apartado, explica el periodista e investigador, Sotelo Inclán desmiente la aseveración “de los biógrafos apologistas de que Altamirano influyó en Francisco I. Madero para que éste emprendiera su campaña revolucionaria contra Díaz”.

Algunos biógrafos sostienen que Altamirano Basilio se retiró a Europa “para no hacerle sombra a Porfirio Díaz, y Sotelo Inclán, a partir de las cartas entre el mandatario y Altamirano, y entre éste y Joaquín Casasús (embajador de Porfirio Díaz en Washington), demuestra que Altamirano veía como reconocimiento ser asignado a Europa como cónsul. No fue castigo ni exilio. Hay a quienes les parece inmoral que Altamirano haya sido porfirista, pero es parte de una época”, explica Casasús.

PRESUNTO ANTIJUARISMO

El Zarco es una novela ambientada en Yautepec, Morelos; narra el romance y las aventuras del protagonista, que da nombre a la obra, quien es líder de un grupo de bandidos denominados Los Plateados.

Como parte del análisis se cuestiona y comenta la visión que Sotelo Inclán tenía de esa novela. “Don Jesús consideraba que era ‘antijuarista’.

“Pero pienso que más bien es una crítica al Ejército Mexicano de aquella época, que favorecía a los amigos de Benito Juárez y criminalizaba la protesta, y en lugar de dar seguridad pública al pueblo de Yautepec, fabricaba culpables ante el fracaso de la persecución de Los Plateados.

“Es una novela, me parece, muy valiente, pero a don Jesús no le gustaba, porque la consideraba antijuarista.”

Tríptico inédito de Jesús Sotelo Inclán, publicado por el sello Libertad Bajo Palabra, está disponible en Libertad bajo palabra.

0 0 vote
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments