El 84% de las exportaciones y el 46% de las importaciones se hacen bajo el amparo de este tratado que es motor de la economía nacional

Adolfo Ayala asumió la presidencia de agentes aduanales de Tijuana y Tecate

Adolfo Ayala Bejarano asumió la presidencia de la Asociación de Agentes Aduanales de Tijuana y Tecate del 2022 al 2023.

Según Ayala Bejarano, en promedio, 650 mil pedimentos se procesan entre la aduana de Tijuana y Tecate anualmente y más de un millón de camiones pasan por estas dos aduanas en ese periodo.

“Por eso es evidente la importante función de los agentes aduanales en el comercio exterior y la economía local; el agente aduanal es coadyuvante de la autoridad, somos el primer filtro de entrada y salida de mercancías del país, nuestra obligación es la de verificar el cumplimiento de las medidas arancelarias y las que no lo son; así como de las normas sanitarias, la propiedad intelectual y la seguridad pública”, comentó.

El titular de la aduana dijo que, en conjunto con la Federación de Agentes de Aduana de la República Mexicana (CAAAREM), se han desarrollado herramientas que permiten monitorear la actividad en sistemas desarrollados específicamente para las ventas en el mercado.

Ayala Bejarano dijo que la cantidad de camiones que entran y salen de la ciudad supera la capacidad de las calles de la ciudad, por lo que se debe buscar soluciones al problema en coordinación con las autoridades.

Mencionó que entre los objetivos que se ha planteado está el de fortalecer la cadena de suministro regional y el de contribuir al desarrollo de la profesión del agente aduanal. Por su parte, Luis Ernesto Rodríguez, presidente nacional de CAAAREM, dijo que la aduana de Tijuana se encuentra entre los tres principales puertos fronterizos.

Indicó que el comercio exterior ha vivido momentos complicados por la pandemia que causaron crisis de contenedores y de transporte, pero que ya ha comenzado el repunte del comercio impulsado por el Tmec.

“El 84% de las exportaciones y el 46% de las importaciones se hacen bajo el amparo de este tratado que es motor de la economía nacional; garantiza la estabilidad macroeconómica dándole certidumbre al comercio y a las inversiones.

Los principales retos son el combate a las malas prácticas, el aumento a la recaudación y sumar a las pequeñas y medianas empresas a las cadenas globales de valor”, declaró.

Leave a Reply

Your email address will not be published.